Vosotros2018-05-07T05:09:43+00:00

“Las buenas relaciones nos hacen más felices y más saludables.”
Robert Waldinger (director de estudio de Harvard, del estudio “lo más largo sobre la felicidad”)

Sea de pareja, familiar, profesional o social, vuestra relación no es aquella que deseáis:

  • Las discusiones y tensiones son demasiado presentes.

  • Habéis perdido la confianza y el respeto.

  • No os sentís escuchados ni comprendidos.

  • El otro es fuente de irritación o de tristeza.

  • Hay poco soporte o colaboración entre vosotros.

  • Los reproches y las quejas se repiten o al contrario dominan los silencios ensordecedores o una falsa cortesía que esconde una verdadera indiferencia.

  • No conseguís comunicaros y dialogar sin estar a la defensiva.

  • La dinámica negativa de vuestra relación no os lleva a ningún sitio y está afectando a cada uno de vosotros y a vuestro entorno.

  • Parece haber llegado “el punto de no retorno” o al contrario, empieza y queréis construir vuestra relación sobre buenas bases pero no sabéis cómo hacerlo.

Si vivís una o varias de esas situaciones, sabed que os entiendo. Sé lo doloroso y lo frustrante que es vivir una relación que no os satisface o que ha dejado de hacerlo, o, al contrario, de querer desarrollar una

relación con pilares fuertes y sanos pero sin tener las herramientas para hacerlo.

Necesidades vitales a
nuestro equilibrio y bienestar

Sentirse aceptado, respetado o apoyado.
Poder confiar, intercambiar y compartir.
Admirar y ser admirado, amar y ser amado…

Todos compartimos esas necesidades que son elementos clave para nuestro bienestar y nuestro equilibrio psíquico y físico.

Desarrollar y mantener en el tiempo buenas relaciones con otros es la única manera de cubrir esas necesidades y también quizás ¡uno de nuestros mayores retos!

Soluciones

Si queréis daros la oportunidad de transformar vuestra relación o de desarrollar una nueva relación con bases sólidas y sanas, pondré a vuestro servicio toda mi experiencia y os acompañaré

para que podáis conseguir más fácilmente y más durablemente ese reto. Para ello, os invito a trabajar juntos mediante:

Un proceso de coaching de relaciones

¿En qué consiste?

Usando los principios y el enfoque del coaching sistémico, el coaching de relaciones está diseñado para personas en relación íntima, familiar, laboral o social (entre amigos o un grupo de vecinos por ejemplo). Al contrario del coaching individual, el enfoque de este proceso no son las personas en sí sino la relación entre ellas.

En este caso, no se examina qué hace el uno al otro -o recíprocamente- sino cómo se define la relación por sus interacciones y el impacto que generan sobre esa relación.

¿Cómo?

Juntos, co-crearemos un espacio de expresión libre, sin juicios y de escucha verdadera.
Mediante conversaciones distintas, observaciones desprovistas de cualquier juicio, dinámicas y juegos, exploraréis vuestra relación, descubriendo qué la define, qué la sirve y qué no, etc. y os regalaréis la oportunidad de relacionaros de manera diferente.

Más conscientes de lo que hay y de lo que se juega entre vosotros, como del impacto que tienen vuestra comunicación y vuestras acciones, tendréis entonces la libertad de usar vuestros nuevos recursos y herramientas para transformar vuestra relación.

  • El trabajo de coaching es un proceso y para mayor eficacia, pido un compromiso de 6 meses.

  • Propongo un paquete de 10 sesiones de 1 hora 30 cada una, así que un paquete de 6 meses ofreciendo una mayor flexibilidad en cuanto al número de sesiones y a su duración.

  • Trabajaremos en presencial o a distancia por Skype o cualquier mensajería instantánea.

  • La frecuencia de las sesiones suele ser de cada 15 días pero podrá variar de acuerdo a vuestras necesidades y circunstancias.

  • Según los temas que querréis trabajar, decidiremos si dedicar una sesión especial de 3/4h para profundizar en vuestros valores.

  • El proceso de coaching de relaciones se puede combinar con un proceso de coaching individual para resultados más potentes y rápidos.

  • ¿Es necesaria la presencia de todas las personas involucradas en la relación? En un proceso de coaching sistémico, sí. Sin embargo, en el caso de que no sea posible, podrás generar cambios en vuestra relación a través de un proceso individual.
    He diseñado un programa especial que te permitirá comprobar que cuando tú cambias, todas tus relaciones cambian.

2 talleres

  • Tú+yo: del desafío al regalo para descubrir el regalo que puede ser una relación desafiante para ti.

  • Del conflicto a la paz para entender las dinámicas que propician las tensiones y conflictos y descubrir cómo neutralizarlos y cambiar el rumbo de vuestra relación.

Beneficios

Trabajar juntos os permitirá:

  • Tener mayor conciencia de las dinámicas, a menudo inconscientes, que definen y que a veces dañan vuestra relación.

  • Descubrir cuáles son las “toxinas” que destruyen las relaciones y al contrario cuáles son los “remedios” y las “vitaminas” que las sanan y las nutren.

  • Aprender a comunicaros desde la asertividad, además de desarrollar vuestra empatía.

  • Construir relaciones más verdaderas: más honestas y comprometidas, más sólidas y resilientes.

  • Considerar los roles en los que os habéis encerrado para poder eventualmente salir de ellos y explorar otros.

  • Desarrollar una mayor y mejor escucha.

  • Encontrar varias herramientas y recursos propios para disminuir las tensiones y neutralizar los conflictos y propiciar la colaboración.

En fin, os permitirá relacionaros, no desde las reacciones, sino desde la intención y la acción, y por lo tanto de poder transformar vuestra relación.